Alumnos presentan proyectos a microempresarios

jueves, 19 noviembre, 2009

Los alumnos de tercer año de las secciones 21, 61, 01 y 02 de la carrera de Diseño Gráfico Publicitario realizaron una destacada presentación de sus proyectos de imagen corporativa para pequeños y medianos empresarios.


La actividad, desarrollada los días lunes 27, martes 28 y viernes 31 de julio, se realizó con la presencia del Director del Programa de Integración Académico Laboral (PIAL), Pedro León, los profesores de la carrera Carmen Gloria Toro y Manuel Jiménez, y el Asistente de Dirección de PIAL, Silvio Cofré.
Dentro de los 26 microempresarios presentes, destacaron los testimonios de:

María Teresa Pérez (Embajadora Chilota reconocida por el Gobierno de Chile).
Rubro: Gastronomía
Marca: Curanto Express
“Las niñas se pasaron, me encantó lo que hicieron”.

texto citado de: http://www.ipleones.cl

Marité Pérez arrasa con “curanto express” a domicilio

miércoles, 7 octubre, 2009

articulol

El alma del curanto (continuación)

miércoles, 7 octubre, 2009

¿Es lo mismo hacer un curanto en la olla, en la ciudad, que no sea en un hoyo, en la tierra de Chiloé?

– En las casas en Chiloé, la gente igual hace el curanto en ollas. Lo que importa, sea en hoyo o en olla, es que es una comida para compartir. La única diferencia es que en la olla se conserva el caldo.

¿Cuáles son las claves de un buen curanto?

– Principalmente harta tinca, harto amor, y lavar bien todos los mariscos, que las carnes sean frescas y auténticas. Yo mando a buscar todo para allá, hasta las papas.

¿Qué variedades de papas usas? Hay muchos tipos…

– Yo uso la bayana y la desiré. Hay 423 variedades de papas chilotas. La desiré es especial para hacer el milcao y la bayana es para comerla con pelo, como se pone en el curanto. También está la papa coralé, medio morada, que da mucho chuño.

¿Qué carnes y mariscos lleva tu curanto?

– Pollo, costillar ahumado, longaniza, choritos cholgas, almejas. Eso es lo que le pongo aquí. En el sur hay mucho más. Y bueno, el chapalele, el milcao y el pebre cuchareado.

¿Y qué otras cosas preparas aparte del curanto?

– Para navidad y en septiembre me piden harto las mistelas. Son licores, aperitivos o bajativos. Son distintas frutas o hierbas, que se destilan dejándolas en alcohol puro, los tiempos son distintos para las distintas mistelas, pero van entre uno y dos meses. Después se arman con aguardiente. También hago empanadas de marisco.

Cómo embajadora cultural de Chiloé, ¿ qué es lo que más te interesa transmitir sobre la Isla?

– Su cultura es una de las más hermosas del planeta. Cuando tú llegas ahí pareciera que estuvieras en un país distinto. Es mágico. La gente es cariñosa, abre sus puertas, comparte su comida.

¿Y no se ha perdido la confianza en los viajeros?

– No. Yo por lo menos cuando pasaba el verano en mi casa de Ancud, alojaba siempre a los mochileros, para que conocieran la isla. Les cobraba lo mínimo, casi gratis. Y creo que el resto de la gente tampoco ha perdido la confianza. Ahora, más que antes, los alojamientos son casi todos en casas, hospedajes familiares. Pero hay un contro. No se permiten las drogas, no se deja que los mochileros anden acostados en las plazas, los carabineros los llevan a los albergues municipales.

¿Qué opinas de la construcción del puente que una el archipiélago con el continente?

– Por un lado malo, porque llegaría cualquier tipo de gente, pero por otro lado es bueno que estemos más conectados, sobre todo porque no tenemos un buen sistema de salud allá y estamos aislados. En Chiloé se hizo un plebiscito y la gente aprobó el puente, pero el proyecto ahora no se sabe si va. Fue una promesa del Presidente Lagos y la gente quiere que cumpla.

¿Y qué piensas de los que dicen que el puente es una amenaza a la identidad de Chiloé?

– Mira, ahora están constuyendo un mall. Y me parece bien. Así los chilotes no viajan a Puerto Montt para ver un mall. Lo importante es que le den trabajo a la gente de allá. Hay que conservar la identidad, pero tampoco le puedes decir a la gente que se quede en el pasado. Además, el chilote se caracteriza por cultivar sus tradiciones. En el verano, en todas partes se hacen fiestas costumbristas. Ahora en agosto, también. Ahí donde yo vivo, hay una reglamentación que obliga a construir con alerce. Se conserva la arquitectura. Ahora se pidió al gobierno que hiciera un programa para reproducir las semillas de ciertas variedades de papas que estaban en extinción.

¿La cooperación, el sistema de la minga, sigue vigente en Chiloé?

– Sí y existen los tratos de palabra. Las promesas se cumplen. Es un asunto de tradición. Algo que se transmite de generación en generación.

El alma del curanto

martes, 6 octubre, 2009

Teresa Pérez Silva, artesana y cocinera chilota

El alma del curanto

Tenemos el honor de presentarles a la Embajadora Cultural de Chiloé. Una que, sin fanatismos, difunde la cultura chilota en varios frentes. Tejedora de larga tradición familiar y maestra cocinera de curantos, lo suyo es reunir a la gente “distinta, con otras costumbres”. Ya sea en su taller de telar y palillos, que dirige en la comuna de El Bosque o en torno al suculento plato chilote que, por si usted está interesado, ella prepara a domicilio para cualquier fiesta o evento. Donde la llamen, Teresa se traslada con ollas, carnes, papas y mariscos. Todo recién llegado de su isla.

Por Rosario Mena

Imposible rechazar la invitación de Teresa. Iniciando la entrevista ella pone a calentar el milcao preparado en la mañana y las empanadas de mariscos enviadas recientemente por su hija desde Ancud. Y aunque venimos con el clásico apuro del periodista a medio día y le advertimos que tenemos poco tiempo, no duda en descorchar su mejor vino: “Este es de exportación”, afirma con entusiasmo. Y de exportación es también esta ancuditana (oriunda de Ancud) que se presenta como la “Embajadora cultural de Chiloé”, título honorífico otorgado, no sin polémica, por la Municipalidad de su ciudad natal. “Hay gente que lleva muchos años con la artesanía chilota, y decían por qué yo no. En la feria me sacaban el cartelito. Tuve que mandar a hacerlo en madera”.

Residente hace 27 años en la capital, Teresa Pérez Silva ha estado en eventos de folclor y artesanía de México, Venezuela, Uruguay, representando al archipiélago. Y a su haber tiene tres libros sobre la cultura de Chiloé. Tejedora, cocinera y cantora, las ventajas de esta embajadora están a la vista “Yo hago de todo. Como que sale más barato mandarme a mí sola que a un artesano, otro que cante y otro que haga comida” Para ganarse la vida, se reparte entre su taller de telar y tejidos a palillo con lana chilota, en la Municipalidad de El Bosque; sus curantos que prepara a pedido con todos los ingredientes traidos directamente de Chiloé y el aseo de una casa, que le sirve para completar el presupuesto.

Aventurera por naturaleza, comenzó armando un taller de tejidos en Ancud, a los que ella misma buscaba mercado viajando por el archipiélago y “durmiendo en cualquier parte”. Una empresa que dio sus frutos económicos y le granjeó el reconocimiento necesario para comenzar a ser invitada a todas las ferias importantes que se realizan en el sur de Chile, y más tarde algunas en el extranjero. En todas, Teresa hace el curanto, acompañado de milcao y chapalele, el pan y las mistelas.

Siga aquí con la entrvista…

(Artículo de www.nuestro.cl)